Quienes Somos

Nuestros Proyectos

Radioastronomía
Fabricación de telescopios
Cohetería

Eventos

Del G.U.I.A.
Astronómicos

Imágenes

Sirius Online

Referencias
Glosario
Tablas y fórmulas

Vinculos

Freeware
Noticias
Didácticas

Cómo contactarnos

Año 1. Nº 2
Quasar
EDITORIAL

Hola amigos de QUASAR, cómo les va; sí, una vez más con ustedes, con nuevos artículos y noticias sobre los eventos astronómicos más interesantes.
Una de las cosas a la que nos gustaría hacer referencia es que estamos agradecidos por la receptividad que ha tenido la revista. Los comentarios recibidos de amigos y demás personas han sido muy gratificantes y nos animan a continuar este trabajo.
En atención a esto, hemos decidido explicarles el nombre de esta revista. Un QUASAR, se piensa que es una galaxia o algo similar que tiene una concentración de energía tan alta, que hace que la luminosidad que emite sea extraordinariamente grande. Pero lo curioso del caso es, que estos QUASARES se encuentran a distancias tan enormes de nosotros, más que cualquier galaxia conocida, que resulta espectacular que puedan ser observados precisamente por su alta luminosidad. Un ejemplo podría ser que viésemos un gran reflector de un estadium, situado a 50 Km de distancia; se vería bien, ¡verdad!. Pero aún mejor, sería un bombillo que se encontrara a 1000 Km de nosotros, y su luminosidad fuese más nítida. Los QUASARES son tan extraños, que los astrónomos todavía tienen algunas interrogantes sobre su origen, estructura e importancia dentro del universo. Dudas como estas son las que marcan el grado de desarrollo de la ciencia, y de la cual aparentemente no somos ajenos.

UN HORNO TERMONUCLEAR

El Sol es un horno termonuclear. En su centro, en este mismo instante, a una temperatura de unos 16 millones de grados centígrados, Hidrógeno es convertido a Helio, liberándose energía en el proceso. Cada segundo, el Sol pierde 4.5 millones de toneladas de material que se convierte en energía. Pero a esta tasa prodigiosa se calcula que puede seguir brillando por unos 3.500 millones de años más. La eficiencia del proceso de conversión de energía es enorme. Un kilogramo de Hidrógeno convertido a Helio produce la misma cantidad de energía que 20.000 Kg. de Carbón.
La luz solar viaja desde el Sol a la Tierra en sólo 8 minutos, pero ésta es viejísima. Se origina en el centro del Sol bajo la forma de rayos X y rayos Gamma, y se propaga hacia la superficie. En el proceso es dispersada millones de veces por los átomos del interior, y convertida a luz visible. Cuando llega a la superficie, ya tiene 20.000 años de edad.
Menos mal que el componente más abundante del Sol es el Hidrógeno, si hubiera sido el Oxígeno, éste ardería por sólo 1.500 años, y no existiría ni gente ni animales, o vida, sobre el planeta Tierra.
La órbita terrestre define una esfera alrededor del Sol, por la cual sale toda su energía. La tierra sólo captura el 0,0000016 % de ella, pero eso es suficiente para mantener la vida. El Sol emite más energía en un segundo que lo que la humanidad ha consumido en toda su historia. La energía que llega en un año es suficiente para derretir una capa de hielo de 150 metros de espesor, que cubriese todo el planeta. Si la tierra fuese de puro hielo, el Sol la derretiría en 14.000 años.
El 99,98 % de la energía que usamos, es energía solar convertida, que se originó en el centro del Sol. El resto es energía geotérmica. La electricidad que Ud. usa diariamente viene de las represas de agua. Pero el agua ha sido evaporada primeramente por el Sol para producir lluvia. Además, de esa agua y su energía, nacen los vegetales que consumimos diariamente. Por lo tanto la Tierra ha suministrado la materia prima, pero el Sol la energía.

Tomado de: s/a. Revista Universo, Vol. 8, Nº 27 pág. 87,
LIADA

UN AMANECER EN EL POLO

Aunque nunca he estado en latitudes tan altas o bajas, o zonas cercanas a éstas y tampoco he tenido la oportunidad de ver la delicadeza con que estos arcos o cortinas multicolores abrazan el anochecer en los polos terrestres, los reportes, fotos y demás informaciones que he leído, me han dejado atónito con el sólo hecho de imaginarme este increíble y extraño espectáculo, de que son gala los polos.
Aurora, que en mitología Griega relaciona a la Diosa del Amanecer, identificada como Eos -nombre que proviene de la variación del Sánscrito Ush.- recibe el honor de identificar a estas tormentas polares con su nombre. Pero su explicación no es solamente mitológica, sino que involucra a la actividad solar y la atmósfera terrestre.
El Sol, nuestra gran y generosa estrella, que nos brinda día a día su energía, no es la apacible y tranquila bola homogénea de luz blanca que aparenta ser. En su interior se dan cita los más violentos y entrecruzados actos que nos desnudan las verdades que allí suceden. Para empezar debemos conocer que en su superficie se encuentra una serie de regiones oscuras denominadas manchas solares, que aparecen y desaparecen con una determinada periodicidad, dejándonos ver los indicios de que allí no reina la serenidad que aparenta. Estas manchas producen tempestuosos estallidos de radiación (rayos X, Protones, electrones, etc.) que salen disparados en ráfagas por todo el Sistema Solar.
El viento solar, constituido por protones, electrones, núcleos de helio y elementos ionizados, viaja en ráfagas por el espacio y chocaría contra nuestro planeta de no ser por el campo magnético que nos protege de estos peligrosos rayos cósmicos. Dicho campo magnético, conocido también como magnetosfera, es generado por el núcleo terrestre, induciendo un escudo invisible, que repele al ya mencionado viento solar.
Pero resulta ser que la protección no es perfecta. Con el mismo comportamiento que un imán, en los polos, las líneas del campo magnético convergen hacia los lados, o en otras palabras, el poder magnético deja una pequeña puerta de entrada a estas partículas solares. Dichas partículas desestabilizan los electrones incrustados en la magnetosfera y actúan sobre una de las capas atmosféricas, la ionosfera, excitando los átomos y moléculas de ésta. Esta interacción libera su energía en forma de fotones luminosos, naciendo así las auroras polares. La forma que las caracteriza (como ondas de una sábana) es debida a la rotación del Sol, que esparce estas ráfagas con ciertos impulsos, como si fuesen olas de mar. El sistema es similar a los principios que hacen funcionar la televisión: el material fluorescente es activado por una descarga de electrones, sólo que en este caso, lo que vendría siendo la pantalla (el cielo), abarca una región de 4.000 Km de diámetro.
El color que luego teñirá el cielo dependerá de los elementos químicos afectados y de la energía que se desprende. Por ejemplo, el verde (que parece ser el más común) corresponde al oxígeno, el rojo al ozono. El rosa, azul y violeta son producto de las distintas modalidades energéticas del nitrógeno. Luego de adquirir su forma y color, las auroras van descendiendo y desapareciendo poco a poco, después de brindar un gran espectáculo.
Para admirar una aurora se hace necesario estar en alguno de los dos polos (donde se encuentra el llamado óvulo aural), en donde casi todos los amaneceres y noches se puede apreciar, aunque sea en forma débil por las mencionadas descargas solares. Como última nota cabe destacar que la aurora es un fenómeno que puede alejarse de los polos, de acuerdo a la actividad solar. Si ésta es lo suficientemente fuerte, puede bajar unas cuantas latitudes; como sucedió en marzo de 1989, para ser visto por numerosos europeos y norteamericanos, de manera inesperada y espectacular.
Pero por más fuerte que sean, dentro de lo lógico, las actividades solares, su intensidad nunca será tan concentrada como para que llegue a cielos venezolanos, o por lo menos eso es lo que se cree...
En todo caso las auroras son un interesante y asombroso fenómeno atmosférico, digno de ser visto y creo no ser el único que desearía ser testigo de tan admirable fenómeno que llena de majestuosidad e amanecer en el polo.
Por: Antonio Luís Prieto Renaud Miembro de G.U.I.A

COSMOLOGÍA A TROZOS

El presente artículo constituye la primera parte de una descripción general del ciclo de vida de las estrellas el cual será ampliado en el próximo número de tu revista astronómica "QUASAR".

En esta ocasión trataremos los procesos iniciales que conducen a la formación de las estrellas y a la producción de su energía. Las etapas finales de la evolución estelar: Novas, Supernovas, Púlsares y demás, serán desarrollados con mayor detenimiento en una próxima entrega.

Evolución Estelar (I):
Comencemos por entender lo que es una estrella. La apreciaremos como una enorme masa de gas que emite luz y calor propios, a consecuencia de las reacciones termonucleares que se producen en su interior. Sin embargo, las estrellas no son tan estables como nos sugiere la idea anterior, puesto que la gran masa de su energía irradiada debe producir, al cabo del tiempo, modificaciones sensibles en su estructura; por ejemplo, en nuestro Sol, 4.500.000 toneladas de materia son convertidas en energía cada segundo.
La estrella sería, en su origen, una gran nube gaseosa con densidad inferior a todo lo conocido en la Tierra. Poco a poco la atracción gravitatoria produciría una contracción y una elevación de temperatura progresiva, hasta que al condensarse dicha nube al cabo de millones de años termina formando una esfera de Hidrógeno gaseoso, tan caliente que empiezan a desencadenarse en su seno reacciones termonucleares, las cuales van transformando el Hidrógeno en Helio más energía en forma de radiación. El calor así generado impide que el globo de gas siga contrayéndose, puesto que aumenta la energía cinética de las partículas así como la radiación emitida y por tanto se origina una presión hacia el exterior de la esfera; así comienza a brillar ésta sin interrupción, con lo que ha nacido una estrella. Pero a la par que la irradiación de energía aumenta, las reservas de Hidrógeno como combustible nuclear se agotan y el núcleo estelar desprende mayor cantidad de energía. Esto permite que la estrella se inflame convirtiéndose en una gigante roja, como se presume le sucederá al Sol dentro de 5.000 millones de años, acabando con él y con nuestro planeta.
Luego comenzarán a desprenderse las capas exteriores de la estrella, formando una gran nube, llamada Nebulosa Planetaria; la estrella se empequeñece y su temperatura disminuye, pasando su coloración por toda la gama, hasta quedar reducida al tamaño de un planeta, transformándose en una enana blanca, que llega a ser tan densa que un trozo de terrón de azúcar pesaría una tonelada. Sin embarco, el ciclo anteriormente descrito rige la vida de las estrellas como nuestro Sol, pero para estrellas más masivas la historia no concluye aquí. Paradójicamente, dichas estrellas, a pesar de ser de mayor tamaño que el Sol, tienen una duración menor. Las estrellas de grandes proporciones arden a mayor temperatura y agotan su combustible con más rapidez, por lo que sólo viven unas cuantas decenas de millones de años. Al quedarse sin combustible, la estrella se vuelve inestable y explota, convirtiéndose en una Supernova. Tales catástrofes no son frecuentes, pero el hecho nunca ha pasado desapercibido por nuestros antecesores, dado que la estrella al explotar se vuelve tan brillante que es visible incluso de día. En realidad solamente se han registrado cuatro en nuestra galaxia, todas observables a simple vista; en 1054, una que formó la actual Nebulosa del Cangrejo, la de 1572 observada por el astrónomo danés, Tycho Brahe (1546-1601) en la constelación de Cassiopea, y a la que llamó "Nova Stela", que significa estrella nueva, en alusión al hecho de que alcanzó de pronto mayor brillo que Venus, el astro más brillante después del Sol y la Luna y pudo ser vista en pleno día. Y por último una en 1604, por lo que ninguna de estas pudo ser investigada con los instrumentos modernos.
La última Supernova que se registró fue la 1987A en el año 1987, que estalló en la galaxia vecina de la Gran Nube de Magallanes, constituyendo la más brillante y espectacular observada desde 1650, hace 337 años. Si la estrella que colapsó se encontraba en la Nube de Magallanes, entonces su distancia a nosotros debió ser del orden de 170.000 años-luz, el destello de la explosión ha estado viajando por el espacio a razón de 300.000 Km seg. y fue en 1987 que nos enteramos de este suceso; hace 170.000 años, el Homo Sapiens estaba comenzando a caminar sobre la superficie de la Tierra.

Por: Neptalí Requena. Miembro de G.U.I.A.

EVENTOS ASTRONÓMICOS

Lluvias de Meteoros: Durante este año, la gran mayoría de las lluvias de meteoros, cuya actividad es muy intensa, están en una época desfavorable de observación. La claridad de la Luna Llena, impedirá observar gran parte de los meteoros menos brillantes. Si tienes paciencia, puedes intentar observar las a Centaúridas alrededor del 7 de Febrero. Se espera que tengan una tasa horaria de 25 meteoros/hora. Debes dirigir tu vista, hacia el Sur a partir de las 2:30 a.m., aproximadamente a 20° de altura, cerca de la estrella Próxima Centauri de la constelación del Centauro.
Fenómenos Planetarios:
En los primeros meses de 1994 no van a ser muchos los planetas que podremos observar, ya que Mercurio, Venus, Marte y Saturno, están muy cerca del Sol (Conjunción) y por otro lado, Urano, Neptuno y Plutón sólo son visibles con telescopios apropiados.

Enero: Saturno es visible durante este mes, pero ya por breves momentos; se puede observar después de las 7:30 p.m., hacia el Sur-Oeste a 30° de altura en la constelación de Acuario, pero no tan brillante como Júpiter. Este último, se podrá distinguir con facilidad como un objeto muy brillante, a partir de las 3 a.m.; debes observar Júpiter hacia el Este, a más de 10° de altura en la constelación de Virgo.

Febrero: Venus empieza a ser visible con cierta dificultad, cerca del horizonte. Pero lo puedes buscar hacia el Oeste, poco después de la puesta del Sol, muy brillante en el cielo. Júpiter durante este mes permanece estacionario o quieto en la constelación de Libra, pudiéndose observar poco después de la medianoche hasta el amanecer, en dirección Este. Si tienes algún telescopio o binoculares a la mano, lo observarás como un disco brillante rodeado por sus 4 satélites más brillantes.

Si deseas mayores detalles técnicos de estos fenómenos, te invitamos a que pases por nuestra sede, donde con gusto te informaremos.

JMG

ASTRO-NOTICIAS

El 9 y 10 de Octubre del año pasado, se llevó a cabo en la Universidad Simón Bolívar, el XVI Encuentro Nacional de Astronomía. Contamos con la participación de la Sociedad Venezolana de Aficionados a la Astronomía (SOVAFA), la Sociedad Universitaria de Astronomía (SUNA), el Grupo de Astrofísica LILA y la Asociación Larense de Astronomía (ALDA). En un conjunto de conferencias se trataron aspectos en torno al origen y evolución del universo, procesamiento digital de imágenes por telescopio y arqueoastronomía, entre otros. El GUIA, tuvo la oportunidad de afianzar aun más sus vínculos con aficionados a la astronomía e intercambiar información astronómica.

El 29 de Noviembre pasado todos tuvimos la oportunidad de apreciar un hermoso eclipse total de Luna. El GUIA instaló una estación científica en la
USB, en donde se midió la magnitud global de la Luna y se tomaron fotografías, obteniendo muy buenos resultados. En 1994 esperamos poder observar un eclipse parcial de Luna el 24 de Mayo y un eclipse parcial de Sol el 3 de Noviembre.

Siguen los esfuerzos del GUIA por terminar de construir un telescopio reflector de 8”, destinado a fortalecer las actividades divulgativas y de investigación.

 

GLOSARIO

GALAXIA: En la inmensidad estelar del espacio, hay millones y millones de estrellas agrupadas por
efecto de la gravedad que estas generan, formando un conjunto de estrellas llamado galaxia. La Vía Láctea es la galaxia a la cual pertenece el Sistema Solar.

ECLÍPTICA: Es el camino aparente que el Sol sigue en el cielo al cabo de un año. Este camino o línea tiene la particularidad de ser el sitio donde
ocurren los eclipses.

NEBULOSA: Nube de gas y polvo que hay en el espacio y que está formada en su mayoría por hidrógeno y helio. Algunas de estas adquieren formas regulares o difusas como la de Orión, la del Cangrejo, y otras más.

NUBE DE MAGALLANES: Cada una de las dos pequeñas galaxias próximas a la Vía Láctea. Son las galaxias más cercanas a nosotros.

AÑO-LUZ: La distancia total que la luz recorre al cabo de un año. Esta distancia medida es igual aproximadamente a 9,4 billones de Km.

MANCHA SOLAR: Zona oscura sobre la superficie del Sol, en cuya región la temperatura es mas "fría" (o menor) que el resto de la capa externa
del Sol.

RAYOS X: El espectro lumínico genera un tipo de onda o radiación electromagnética cuya longitud de
onda es sumamente pequeña. Entre 100 Å y 0,1 Å.

CASSIOPEA: Nombre que se le da a una constelación Boreal. Está formada por estrellas y puede verse en nuestro cielo a partir de las 8:00 p.m. sobre el Ávila con forma de "W" invertida.

CÉNIT: Punto imaginario en la esfera celeste, que se encuentra directamente por encima del observador. El punto más alto en el cielo.

NADIR: Punto contrario al Cénit, que se encuentra directamente debajo del observador.

 

volver arriba

Quasar 1

Esta edición de nuestra publicación trimestral fué publicada en el trimestre Enero-Febrero 1994.

Las imagenes no se consiguen digitalizadas, y por ser de naturaleza estética no fueron colocadas en esta página.