Quienes Somos

Nuestros Proyectos

Radioastronomía
Fabricación de telescopios
Cohetería

Eventos

Del G.U.I.A.
Astronómicos

Imágenes

Sirius Online

Referencias
Glosario
Tablas y fórmulas

Vinculos

Freeware
Noticias
Didácticas

Cómo contactarnos

EDITORIAL

El presente número es el primero de nuestra publicación SIRIUS, y su función es informar a nuestros lectores. De tal forma, SIRIUS presentará de manera sencilla y amena, aspectos fascinantes de esta bella ciencia que llamamos ASTRONOMÍA. Nuestro nombre es tomado de SIRIO, la estrella más brillante del firmamento, que muchas veces cautiva al observador casual, y le hace detenerse y maravillarse por unos placenteros segundos, con el bello espectáculo que constituyen las estrellas. Esperamos que nuestra publicación sea un elemento que despierte curiosidad, y haga que más personas disfruten de la astronomía... quizás algunas, como nosotros, se convertirán en aficionados, y enseñarán a otros. Es por ello que los invitamos a leer, comentar y divulgar nuestro Boletín, y en caso de cualquier inquietud, sugerencia o comentario, por favor comuníquense con nosotros. Serán muy bien recibido.

Orestes Manzanilla S.

S.E.T.I.: La búsqueda de vida extraterrestre

El Universo definitivamente es algo enorme... millones de millones de kilómetros sólo en nuestro sistema solar. Millones de millones de estrellas y posiblemente sistemas solares sólo en nuestra galaxia. Sólo la imaginación es el límite para algo tan extenso como lo es el universo... entonces, si sólo estamos nosotros... ¡es un tremendo desperdicio de espacio!. Palabras semejantes fueron pronunciadas por el científico Carl Sagan, creador del programa SETI ("Search for Extra-Terrestrial Intelligence", lo que traducido significa Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) al ser planteado este proyecto. De hecho, SETI no es sólo un proyecto, es una gran variedad de proyectos de búsqueda a lo largo y ancho del globo terráqueo que, coordinados, forman lo que conocemos como "Programa SETI". Quizás el más popular y prometedor de estos sondeos sea la búsqueda por radio, ya que toda la cantidad de información que se desee enviar, viajando a la velocidad de la luz, sería la selección correcta si uno desea contactar a alguien en las estrellas. Esta búsqueda consiste en analizar un cierto espectro de radio en diversas frecuencias y amplitudes, buscando aquellas que simplemente no se pueden encontrar en la naturaleza lo cual podría ser o un mensaje radial de extraterrestres intentando contactar a otros seres o sencillamente un "riego" de sus señales de radio en su red de comunicaciones (en nuestro caso, nosotros hemos estado regando señales de radio por lo menos durante los últimos 50 años). El problema es que para analizar dicho espectro en TODO el cielo harían falta por lo menos todas las computadoras del mundo. Por suerte, gracias a Internet, ahora ésto es posible.
Se trata de uno de los más recientes proyectos de este programa: SETI@home. Con este programa, casi todo el que tenga una computadora y acceso a Internet puede unirse a SETI. Los interesados sólo tienen que visitar la página web del programa en <http://setiathome.ssl.berkeley.edu/>, bajar el programa (que de hecho es un salvapantallas) y mientras navegan en Internet, él mismo baja, sin interrumpir su navegación, el espectro de un sector en el cielo y mientras la computadora no está en uso, cuando se activa el salvapantallas, esta analiza el espectro recibido y cuando termina dicho análisis el programa espera a que se realice una conexión a Internet para transmitir los resultados a la central. Ahora, desde los radiotelescopios y miles de hogares en el mundo, el programa sigue avanzando mientras lleva las expectativas de toda la raza humana respecto a la gran pregunta ¿estamos solos en el universo? Nadie sabe la respuesta con exactitud pero mi opinión es similar a la de Sagan, "si sólo estamos nosotros, ¡es un gran desperdicio de espacio!"

Juan Carlos Araujo

¿Por qué titilan las estrellas?


Cuando uno mira al cielo nocturno, tiene la impresión de que las estrellas centellean o que su brillo cambia de un momento a otro. A diferencia de las estrellas, los planetas no presentan ese aparente centelleo, lo cual nos permite identificarlos como tales. Esa impresión se debe a que las estrellas se encuentran tan lejos de nosotros, que el haz de luz que nos llega es interrumpido en su recorrido, por polvo estelar, gases, asteroides y materia oscura en general, lo cual hace que la luz se vea intermitente. La razón por la cual los planetas no centellean, es que se encuentran muchísimo más cerca de nosotros que las estrellas, por lo que la cantidad de cosas que interrumpen el haz de luz es mucho menor. Sin embargo, en determinados momentos, fenómenos atmosféricos como cambios de presión, densidad del aire, y nubosidad, pueden ocasionar que tanto estrellas como planetas cambien su intensidad lumínica.

Orestes Manzanilla S.

Censo de Asteroides Asesinos


Recientemente, en 1995, los astrónomos planetarios creyeron que había más de 2.000 asteroides de al menos 1 km de diámetro, capaces de colisionar con la Tierra. Pero desde entonces, solamente una fracción de estos grandes objetos ha sido encontrada cerca de la Tierra (169). Este censo ha sido considerado como un rudimentario estimado, basado en estadísticas y en los registros de cráteres en la Luna. Gracias estos objetos cercanos a la Tierra, descubiertos en los últimos años, hay buenas noticias. En un encuentro de especialistas en asteroides, el JPL (Jet Propulsion Laboratory) dijo que sólo había entre 500 y 1000 asteroides de al menos un kilómetro de diámetro capaces de colisionar con al Tierra.

Virginia Ortega P.

¿Qué es GUIA?


El Grupo Universitario de Investigaciones Astronómicas (GUIA) es una agrupación estudiantil adscrita a la Dirección de Desarrollo Estudiantil, dedicada al aprendizaje y divulgación de temas de interés en el campo de la Astronomía. Uno de sus objetivos es motivar a la comunidad universitaria para que participe en esta maravillosa ciencia del Universo, y para ello se programan cursos, charlas, observaciones astronómicas e intercambios con otras agrupaciones afines.
GUIA ha participado en diferentes eventos astronómicos a nivel nacional, obteniendo como resultado la integración y el compromiso de esta agrupación con la astronomía nacional.
Aunque los objetivos de esta agrupación son astronómicos, el grupo también, a través de un proceso de auto gestión, realiza ventas programadas, por ejemplo donuts y otros implementos derivados de la actividad de la organización. Así que los que quieran conocer un poco más, pueden acercarse los martes a las 5:30 de la tarde cualquier semana del trimestre. La sede esta ubicada en el piso 3º del Edificio Ciencias Básicas II en las oficinas de las agrupaciones estudiantiles y nuestro correo electrónico: guia@usb.ve

Miguel Franco P.

Nueva teoría acerca de los surcos de la superficie europea


Europa es el nombre que recibe una de las más controversiales lunas del planeta Júpiter. El hecho de que su superficie sea enteramente de hielo, ha provocado muchos comentarios acerca de la posible presencia de vida entre la capa helada y el núcleo sólido y presuntamente caliente de la luna galileana. Particularmente, la presencia de surcos y fracturas de la superficie helada, ha provocado muchas conjeturas.

Recientemente ha sido elaborada una teoría acerca de los surcos en el hielo. Ella propone que la atracción gravitatoria de Júpiter, provoca un efecto de marea (de alrededor de 30 metros) en la parte del agua de Europa que se encuentra en estado líquido, presionando al cascarón de hielo, y provocando la fractura de la superficie sólida, a medida que la protuberancia mareal, se desplaza por la superficie helada debido a la rotación del planeta. Toda esta presión ejercida por la capa líquida, de forma periódica, sobre la capa sólida de agua, origina, especulan los científicos, los surcos de fractura, que se abren y se propagan a una velocidad de aproximadamente 3 km/h.

Orestes Manzanilla S.

...henos aquí...


Hace más de cuatro mil millones de años, una nube gigantesca se puso a dar vueltas, se aplastó en un disco y se concentró para dar origen a una estrella, el Sol. Alrededor se aglomeraron los planetas, atraídos por esta enorme masa de gas y polvo. Primero aparecieron Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, los cuatro gigantes gaseosos; éstos tienen mucho hielo en su núcleo, además de agua y vapor de agua en su atmósfera. Por el contrario, los cuatro planetas más cercanos al Sol están, en un principio, prácticamente desprovistos de agua, lo que no les impedirá aparecer rápidamente.
Los primeros 500 millones de años de Mercurio, Venus, Tierra y Marte fueron muy tumultuosos, sus suelos hervían sin parar. Estas enormes marmitas esféricas, en cuyo corazón se concentraron los elementos más pesados, como el hierro y el níquel, experimentaron una gran pérdida de gas y reacciones químicas que implicaron hidrógeno y compuestos que contienen oxígeno. Bajo la forma de vapor, apareció H2O. Por otra parte, los meteoritos y cometas no cesaban de bombardear a los planetas y les proveían de agua. A partir de este momento la historia de cada planeta se independiza. En el más cercano al Sol, Mercurio, el vapor de agua sube a las capas altas de la atmósfera, donde los rayos ultravioleta solares lo disocian en oxígeno e hidrógeno. Este último, muy ligero, se escapa al medio interplanetario. Sólo el hielo escondido en cráteres no expuestos al Sol, cerca de los polos, demuestran que hubo un día en que había agua en el pequeño Mercurio. El segundo planeta, sólo ligeramente más pequeño que el nuestro: Venus, es un verdadero infierno árido. Hoy en día la temperatura alcanza allá los 460 grados centígrados, mientras que en el pasado se acercaba a los 30 grados centígrados. ¿Qué ha pasado para que Venus y la Tierra evolucionen de forma tan diferente? Lo que sucedió es que en nuestro planeta se empezó a enfriar el vapor de agua contenido en su atmósfera, se condensó, y todavía tenemos nuestra agua. Si alguna vez hubo un diluvio, data de esta época. Trombas de agua mezclada con ácido sulfúrico cayeron sobre la Tierra, el calcio contenido en las rocas de la corteza primitiva se disolvió y reaccionó con el gas carbónico de la atmósfera, atrapando a este último bajo forma de caliza que iba a acumularse en el fondo de los océanos en formación. La atmósfera quedó así purificada de su CO2. Venus, más próximo al Sol, no tuvo esta suerte. Al ser su temperatura ligeramente superior a la de la Tierra, la reacción en cascada no pudo producirse. Por el contrario, el CO2 ganó la batalla, creando un potente efecto invernadero, es decir, los rayos de luz entran en una proporción mayor de la que sale. La temperatura empezó a subir provocando la pérdida del gas de las sustancias volátiles contenidas en las rocas de la superficie y, al mismo tiempo, aumentando la opacidad del planeta. Como un círculo vicioso, el efecto invernadero se alimentó de sí mismo, y la temperatura no dejó de aumentar. Al igual que sucedió en Mercurio, la fotodisociación acabó por realizar su obra y destruyó las moléculas de agua. Este guión catastrófico muestra la buena suerte de nuestro planeta, tan próximo al Sol como para disponer de agua líquida en su superficie en lugar de tener sólo agua en forma de hielo, pero lo suficientemente alejado para escapar a la suerte que corrió Venus, en el cual el efecto invernadero internalizó las condiciones ambientales. También tuvo mejor suerte que Mercurio, ya que como hemos visto, Mercurio no posee agua pues toda se ha escapado debido a la temperatura. En conclusión, gozamos de un excelentísimo punto medio, porque tenemos agua en los tres estados y además no nos sofoca el efecto invernadero.

Orestes Manzanilla S.

¿Hay algo malo con la gravedad?


Pequeñas desviaciones de los movimientos pronosticados para las naves espaciales que se dirigirían hacia la parte más lejana del sistema solar parecen sugerir que nuestro entendimiento de la gravedad no es tan claro. Señales de radio de la Pioneer 10, Pioneer 11 y Ulysses fueron analizadas por la NASA y señalaron que la aceleración de las naves es, actualmente, más pequeña de lo que se esperaba debido a la gravedad del Sol y los planetas. La diferencia de gravedad es cerca de una diez billonésima de la de la Tierra. Esta anomalía puede tornarse un error sistemático e irresoluble, y pudiera significar un nuevo aspecto de la gravitación, el cual hasta ahora sería inexplicable para teoría alguna. Los investigadores han examinado varias posibilidades para explicar la diferencia de aceleración, entre ellas han incluído perturbaciones por pequeños cuerpos del sistema solar, efectos de la relatividad general, cambios en la rotación de la Tierra, en la presión radial, escape de gases de las naves, entre otras posibilidades; pero realmente la NASA no ha encontrado alguna explicación satisfactoria.

Virginia Ortega P

 

PARTICIPARON EN ESTE NÚMERO
Orestes Manzanilla, Miguel Franco, Juan Carlos Araujo y Virginia Ortega Prado

Sede de la agrupación para ese momento: Edif. Básico II, piso 3, local 322
Correo Electrónico guia@usb.ve
USB Sartenejas Baruta, Edo Miranda, Zona Postal 1080. Apartado Postal 89000

volver arriba

Sirius 1-1

Esta edición de nuestra publicación trimestral fué publicada en el trimestre Enero-Marzo 2001.

Las imagenes no se consiguen digitalizadas, y por ser de naturaleza estética no fueron colocadas en esta página.