Quienes Somos

Nuestros Proyectos

Radioastronomía
Fabricación de telescopios
Cohetería

Eventos

Del G.U.I.A.
Astronómicos

Imágenes

Sirius Online

Referencias
Glosario
Tablas y fórmulas

Vinculos

Freeware
Noticias
Didácticas

Cómo contactarnos

Eclipses y Lunas

Cada dos o tres años, sucede un par de eclipses lunares separados por pocos meses. Este fue el caso del año 2003: que al igual que en mayo, pudimos apreciar un eclipse lunar al atardecer del sábado 8 de noviembre . Esto, como comúnmente es conocido, ocurre porque la Luna se adentra en la sombra de la Tierra. Cabe preguntarse, si la Luna rota alrededor de la tierra cada 28 días aproximadamente, entonces ¿por qué no sucede un eclipse lunar cada mes?. La órbita lunar se encuentra a cinco grados de inclinación respecto al plano de traslación de la Tierra en torno al sol (por donde entonces se proyecta su sombra). Y lo curioso es que, si tomamos como eje de referencia la línea definida por el Sol y la Tierra, la órbita lunar rota (¡ojo!, no la luna, sino la línea que describe su órbita) alrededor de éste. Entonces los eclipses lunares suceden cuando la luna coincide en el punto medio de "subida" ó "bajada" de su órbita (puntos denominados como nodos de ascensión y descenso) cuando ésta se encuentra alineada de tal modo que este punto esté justo detrás de la Tierra respecto al Sol.

Juan C. Tello

Parcelando el espacio

Con el lanzamiento del Sputnik el 4 de octubre de 1957, comenzó una vertiginosa carrera hacia la conquista del espacio. Y, como bien nos enseña la historia, toda conquista trae consigo luchas territoriales. Con la reciente incursión de China en el espacio, ésta se ha convertido en la tercera nación con tecnología independiente capaz de poner seres humanos en órbita, después de Rusia y los Estados Unidos. Es posible que de este modo, en el futuro, cada nación sea capaz de enviar naves tripuladas al espacio, y nuestro dominio se extienda más allá de la atmósfera terrestre. Inevitablemente, intereses comerciales se verán envueltos en el desarrollo de esta parte de la historia, y estarán sobre la mesa innumerables debates acerca de la soberanía en el espacio. Ouyang Ziyuan, científico a cargo del programa lunar chino, dijo que su objetivo es buscar recursos de valor y examinar el ambiente y la estructura geológica de la Luna. Particularmente, el isótopo He3, raramente encontrado en la Tierra, podr¡a ser utilizado para generar energ¡a con poco desperdicio.¨Cómo legislar la explotación de recursos en el espacio exterior, cuando ellos no pertenecen a nadie?
La Organización de las Naciones Unidas ha dado algunos pasos al respecto: el “Tratado del Espacio Exterior” (1963), y el “Tratado de la Luna” (1984), resaltan la importancia de la explotación de recursos de origen extraterrestre con fines pacíficos y en beneficio de la humanidad. Estos pasos rumbo a la creación de una normativa que regule la interacción del hombre y el espacio, son muy frágiles, conociendo la naturaleza de nuestra sociedad. Es posible que la historia se repita, y tal como ocurrió con América, África y Asia, se proclamen zonas del espacio como propiedad de la nación conquistadora. De este modo, tal como Marvin y el Pato Dodgers, en el siglo número 24 y ½, estaríamos tras la pista del planeta X, posiblemente con el mismo triste final.

Irene Justiniano

Lluvias de estrellas: Origen y tips de observación

Durante el transcurso del año, el planeta Tierra atraviesa la órbita de varios cometas que, cuando se acercaron al sol, se fueron desintegrando a causa del calor, mostrando su vistosa cola compuesta mayoritariamente de hielo. Al cruzar esta órbita estos pedazos de hielo son atrapados por nuestra gravedad, acelerados y, a causa del roce que sufren al atravesar la atmósfera, se queman dejando estelas de luz comúnmente conocidas como estrellas fugaces.
De acuerdo con la posición por la cual la Tierra atraviese este rastro de escombros espaciales, y a cuántas veces ya haya entrado previamente, se puede esperar una cierta cantidad de meteoros. La Tierra tarda cruzando estas regiones siderales varios días ó semanas, y es a mediados de este periodo de tiempo cuando podemos esperar la "actividad pico" ó momento en que se verán mayor cantidad de meteoros provenientes de este ya ausente cometa Dependiendo del clima y la contaminación lumínica (tanto de las ciudades como de la Luna), podrá disminuir nuestra capacidad para observar este fenómeno.
Estas lluvias llevan el nombre posesivo de una constelación a causa de que se observan irradiando del sector del cielo donde ésta se encuentra.
Para la observación de estos eventos se recomienda ir a un lugar plano, extenso, alejado de las luces citadinas, que suela tener un clima seco y libre de nubosidad. La observación resulta mucho más amena de hacerse acostado en el suelo o en una silla bastante inclinada, ya que mirar varias horas a una zona elevada en el cielo puede provocar molestias en el cuello. También se recomienda un abrigo y suficientes refrigerios, aunque hay que tener en cuenta que algunos productos como la cafeina, el alcohol y la nicotina reducen la capacidad ocular para percibir luces tenues.
Para una mayor detección de meteoros es mejor dirigir la vista a una zona adyacente al sector de irradiación ya que el ojo suele tener una mayor sensibilidad en las áreas de vista periferal. También se puede realizar observación mediante una cámara de video con bastante sensibilidad lumínica, con una cámara fotográfica que pueda ser ajustada a un tiempo de exposición bastante elevado. Adicionalmente, pueden detectarse meteoros que al quemarse en la atmósfera, emiten "luz" en longitudes de onda grandes, escuchando una frecuencia de F.M. que no posea ninguna trasmisión, y notar los cambios en la estática.
Para mayor información, o si desea hacer un aporte al estudio científico de éste fenómeno, se recomienda visitar la página de la Organización Internacional de Meteoros: http://www.imo.net

Juan Carlos Tello

Lluvias de meteoritos: ¿fuente de vida?

El origen de la vida es un tema ampliamente debatido en el mundo científico, y a pesar de los innumerables estudios que se han hecho y las numerosas evidencias que se han encontrado, aún no se ha definido claramente el proceso mediante el cual, a lo largo de la evolución del universo, los seres vivos hemos surgido de la materia inanimada.
Como ladrillos de una casa, los aminoácidos son unidades estructurales fundamentales sobre las que se sustenta la vida. Por su parte, los azúcares forman parte del material genético (ADN, ARN), de las membranas celulares y son fuentes importantes de energía.
Tanto los aminoácidos como los azúcares son moléculas orgánicas con cierto grado de complejidad: el más simple de los aminoácidos, la glicina, tiene 10 átomos (H2NCH2COOH). ¿Cómo entonces, moléculas tan complejas como los aminoácidos y las proteínas surgen de moléculas tan simples, como las que se producen en esos grandes reactores, las estrellas?
En 1953, Stanley Miller and Harold Urey mostraron que ciertos aminoácidos pueden formarse suministrando descargas eléctricas a una mezcla de metano, amoníaco, hidrógeno y agua, un proceso que pudo haber ocurrido en la atmósfera temprana de la Tierra. (Experimento en
http://www.chem.duke.edu/~jds/cruise_chem/Exobiology/miller.html). Muchas de las substancias sintetizadas a través del experimento Miller/Urey se han detectado en el espacio.
En 1969, un meteorito cayó en Murchison, Australia. Se encontraron en sus restos una gran variedad de compuestos orgánicos complejos, entre ellos, aminoácidos y azúcares.
(http://www.ast.cam.ac.uk/AAO/local/www/jab/astrobiology/murchison.html)
Este hallazgo cambió las ideas acerca del material orgánico en el espacio: la acción de una atmósfera fuertemente reductora, como la propuesta por Urey/Miller, ya no es la única opción para explicar la síntesis de estos compuestos. Bernstein y colaboradores (Nature [2002] 416:401-3) demostraron que algunos amino cidos en meteoros y polvo espacial son el resultado de procesos fotoqu¡micos interestelares, en lugar de reacciones acuosas en un cuerpo del sistema solar temprano. M s a£n, empleando radiación polarizada, lograron explicar el predominio de los isómeros ópticos levógiros (L) de los amino cidos en la naturaleza. Por su parte, Ehrenfreund y colaboradores (The Astrophysical Journal [2000] 550:95-9) determinaron que aminoácidos en fase gaseosa serían destruidos por la radiación UV durante el tiempo de vida media de una nube interestelar típica. La supervivencia de estas moléculas vitales depende de la protección del entorno, tal como granos de polvo interestelar, meteoritos y el interior de pequeños cuerpos.
George Cooper y su equipo (Nature [2001] 414:879-83) estudiaron az£cares y otros compuestos org nicos similares (glicerol, dihidroxiacetona, etc) en dos meteoritos, Murchinson (1969) y Murray (1950), brindando nueva evidencia de que la base de la formación de la vida pudo provenir del espacio.
¿Cuál fue el material de partida para generar la vida en la Tierra? Fuertes bombardeos de meteoritos en el pasado pudieron haber provisto de estos bloques estructurales necesarios para el comienzo de la vida en nuestro planeta y en otras partes del sistema solar.

Irene Justiniano

Orientación estelar

Escorpión

sta bella constelación zodiacal puede ser vista con facilidad durante los meses de Mayo, Junio y Julio, desde el anochecer hasta que se oculte en la madrugada. Es fácilmente reconocible por su estrella más brillante, Antares, corazón de Escorpión. Uniendo las estrellas de su aguijón y de su cola Shaula y Sargas) obtendremos una línea recta que nos dará una buena aproximación del Polo Celeste Sur.

Orestes Manzanilla

volver arriba

Sirius 1-5

Esta edición de nuestra publicación trimestral fué publicada en el trimestre Enero-Marzo 2004.